Rupit, un pueblito medieval con mucho encanto

La vista llegando al pueblo.

Muchos amigos y conocidos me habían dicho ya varias veces que tenía que conocer Rupit, porque para ellos es de los pueblos más bonitos de Catalunya… y ahora que finalmente lo conocí, debo reconocer que tienen toda la razón!

Aunque está a unos 100 kilómetros de Barcelona, el camino se hace más largo porque tiene muchas curvas, pero definitivamente vale la pena…urante casi todo el trayecto el paisaje es precioso y una vez en el pueblo te sentirás en otro mundo!

Al llegar encontrarás un parking un tanto pequeño, así que si vas en fin de semana probablemente te costará hacerte con un puesto libre. Ya resuelto este problema, un puente colgante te dará la bienvenida al centro de Rupit y a sus pequeñas calles medievales de piedra… y a pesar de ser pequeñito, no tendrás problema para encontrar un lugar donde comer o tomarte algo (yo probé un plato de jabalí con galletas María y chocolate que estaba muy bueno… y no, no es broma). Yo la verdad no estuve mucho tiempo, pero me quedaron muchísimas ganas de volver para poder hacer alguno de los recorridos rurales y tomar más fotos, ya que es un pueblito increíblemente fotogénico!

 

El puente colgante.
La vista del pueblo desde el puente colgante.
El centro del pueblo.
Ventanas con encanto.
Otra vista desde el centro.
Alley oop!!!
Las callecitas medievales.
Cruzando el puente me despido de Rupit… quiero regresar pronto!